Si, así como lees. El Oso juega menos que en River.

Lucas Pratto todavía no pudo inflar las redes y el paso del tiempo indica que cada vez está más relegado. La salida de la institución de Núñez tuvo un objetivo claro: tener una mayor cantidad de minutos en cancha, ni más ni menos que en el fútbol europeo.

El oriundo de La Plata empezó su camino con el pie derecho, ya que comenzó siendo titular, pero con el paso de los encuentros su lugar sufrió una variante: de estar en cancha a estar sentado en el banco de suplentes esperando por alguna oportunidad. Lo que ocurrió, es que en muchos duelos ni siquiera ingresó.

En resumen, acumula seis partidos oficiales, todos disputados en el mes de enero, y solamente 255 minutos en cancha, donde todavía no pudo marcar goles. En los mismos, pudo ejecutar 10 remates en total, de los cuales tres fueron dirigidos al arco rival, y su última presencia en cancha fue el 31 de enero ante el Heerenveen por el torneo local.

En lo que se refiere a su participación con la casaca del Más Grande, era habitual verlo entre los suplentes, sobre todo en la última etapa, pero también hay que recordar que apareció en choques importantes, como el de la final en Madrid o el de la Recopa Sudamericana ante Paranaense, entre otros. En los que sumó minutos, antes de cruzar el charco a Europa, fueron ante Paranaense por los octavos de final de la Libertadores, y también ingresó en los dos partidos de cuartos ante Nacional. Además, en la Copa Diego Maradona pudo jugar cinco encuentros de manera consecutiva e inclusive marcó dos tantos, frente a Central y Godoy Cruz en el estadio de Independiente.

El Muñeco acerca de la decisión que tomó (partir al Viejo Continente), en aquel momento, sostuvo: "No la esperaba, pero bueno, hay que asimilarlo. Tuvimos que aceptar decisiones de futbolistas que ya no querían ser parte de este recorrido. Siempre tuve un buen trato con Lucas, y nos dio muchas alegrías. Últimamente ya venía con deseos de irse hace un tiempo, y ante eso lo único que me compete es tratar de desearle todo lo mejor. Porque mi energía tiene que estar en los que se quedan acá. Es así".

El préstamo a la entidad holandesa se puede traducir en una compra en seis meses, debido a que, existe una opción de adquisición . De hecho, días previos a su salida, su representante, Gustavo Goñi, dio indicios de una posible partida si la situación del futbolista no mejoraba: "la situación iba a ser insostenible por su propio peso", expresó.


Luego de tomar la determinación de marcharse de la institución riverplatense, Lucas señaló: "Fue muy difícil tomar la decisión. Quiero decirles a mis compañeros, al cuerpo técnico y colaboradores que los voy a seguir acompañando siempre y deseándole lo mejor a cada uno. Gracias al club que entendió mi situación y permitió que pueda aprovechar esta oportunidad que para mí es única en este momento de mi carrera".

Dejá tu comentario

Votá en la encuesta de la semana