El conjunto paulista está cabeza a cabeza con River en la situación menos deseada.

Suena la alarma también en Brasil. Al igual que el Muñeco Gallardo, que levantó un hospital de campaña en River Camp luego de que no pueda contar con Paulo Diaz, Fabrizio Angileri y Milton Casco, el Palmeiras no se queda atrás y pide con los dedos por una de sus jóvenes figuras, que este finde terminó “de baja” y muy seguro resulte difícil que llegue a los duelos de semifinal de la Copa Libertadores frente a La Banda.

Se trata del delantero Gabriel Verón: esta joyita de 18 años donde en suelo brasileño consideran que puede llegar a ser el futuro Neymar, sufrió una lesión muscular en el muslo derecho que no sólo lo privará de estar este próximo miércoles en la revancha ante América Mineiro por la semi de la Copa de Brasil, sino que lo deja en suspenso de cara al 5 de enero cuando su equipo visite a River en Avellaneda.

Dada las circunstancias, el DT portugués Abel Ferreira deberá estar en constante atención a su evolución ya que se trata de un futbolista que más allá de su juventud, se ganó un lugar en el 11 titular, ubicado como extremo derecho en ese 4-2-3-1 que hizo estragos en la Copa Libertadores: marcha invicto, con 29 goles en 10 partidos.

Y Gabriel Veron, que lleva el apellido de la Brujita como segundo nombre en honor al ex Estudiantes, aportó seis festejos desde el retorno del fútbol, mostrando gran parte del talento que desplegó en 2019 cuando fue campeón del Mundo con Brasil en la Sub17 y recibió el Balón de Oro.

En tanto, Ferreira reveló: “Su lesión me preocupa y tenemos a Wesley afuera, a Rony también, y nadie habla de eso. Quería tener a todo el plantel a disposición y ahora sucede lo de Veron. Muchas veces jugamos sin estar recuperados, no hay milagros".

Las consecuencias saltan a la vista. Está claro que River no es el único que padece las lesiones.


Como situación de juego hay muchos ejemplos más, el más recordado de los últimos tiempo por los hinchas seguramente será Gerlo jugando de nueve, si hasta remeras se pudieron observar en la cancha con la leyenda “Yo vi a Gerlo jugar de 9”, uno pero con un final no tan feliz el de “Chiche” Arano jugando de doble cinco en la promoción ante Belgrano.

Más entrado en la actualidad ya con Gallardo de DT y por pedido de su ladero Matías Biscay, Pezzella de centrodelantero e igualando un Superclasico lluvia mediante en el Antonio V. Liberti. Ahora solo resta esperar con que nos sorprende Marcelo Gallardo, analizando opciones son varias, aunque ninguna es convincente al raciocinio del hincha, se abre el interrogante, ¿Pinola de tres?, ¿Moreira o Montiel con el perfil cambiado? ¿Pondrá a volantear a De La Cruz o a Zuculini? Teniendo en cuenta la condición física de ambos. O yendo un poco más lejos, acudirá a las bases y mandará a la cancha al lateral izquierdo de la reserva? En este caso un apellido conocido, Santiago Montiel (Primo de cachete). Son todas conjeturas, solo el míster nacido en Merlo sabrá cómo resolver en muy buena forma este dilema para el equipo millonario de cara a lo que viene.

[adinserter name="Secciones_300x250_Mobile Content Footer"]

Dejá tu comentario

Votá en la encuesta de la semana

[poll id="4"]

Te puede interesar:

Dejá tu comentario

[poll id="17"]