• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Las obras en el estadio Antonio Vespucio Liberti continúan avanzando de acuerdo a los plazos establecidos y, de no mediar inconvenientes, finalizarían a mediados de febrero.

El proyecto riverplatense sobre su campo de juego fue tan grande como las dimensiones de su cancha. Durante todo su ciclo, Marcelo Gallardo tuvo que lidiar con un césped que no estaba a la altura de sus pretensiones. Lo cierto es que, para el técnico Millonario, éste es un aspecto determinante en el desarrollo del juego.

Finalmente, tras extensas negociaciones, la dirigencia le dará el gusto al entrenador, que dispondrá de un pasto ideal para plasmar su estilo. Será a la altura de los grandes escenarios europeos.

La cancha de Núñez dispondrá un césped híbrido: 95% natural y 5% artificial, que gozará de un gran sistema de drenaje, que evitará la injerencia del aspecto climático sobre el desarrollo del partido. Además, el suelo será plano, sin lomadas ni su famosa “pancita”. También contará con un sistema de calefacción y refrigeración, de acuerdo a la temperatura que necesite. Por otra parte, en las tribunas, se instaló una red de WIFI capaz de proveer de internet a todos los espectadores.

Asimismo, se desmontaron alones y alambre tejido para mejorar la visión de los hinchas. De esta manera, cuando el público regrese a los estadios, disfrutará de una versión mejorada de su espacio.

El césped natural está creciendo de manera progresiva y, según las proyecciones, en febrero comenzaría la instalación de la parte sintética a partir de un cocido de última generación.

Dejá tu comentario

Votá en la encuesta de la semana