• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Durante la rueda de prensa posterior al partido frente a Palmeiras, el mendocino se refirió a su posible salida del club y encendió las alarmas en el mundo riverplatense.

La descalificación de ante Palmeiras dejó una mezcla de sabores encontrados en el mundo Millonario. Por un lado, el predomina el orgullo de haber visto a un equipo jugando en su máxima expresión y disminuyendo por completo a su rival en suelo brasileño. Pero, luego de la eliminación, se percibió un olor en el aire a fin de ciclo de algunos jugadores. En tal sentido, los apuntados fueron Ignacio Fernández, Gonzalo Montiel y Enzo Pérez.


Ante las preguntas sobre su continuidad o no en la institución de Núñez, el volante sembró dudas: “No sé si es mi último partido en River. Tengo contrato acá y a partir de mañana veré con mi representante qué hago y qué piensa mi cabeza. En todos los mercados siempre hay propuestas por todo lo que mostramos como grupo. Hay que analizar todo”.

Además, aprovechó para retribuirle el cariño a los fanáticos: “Agradecerles a los hinchas por todos los mensajes que nos llegaron estos días, nos llegaron videos de todos lados brindando energía positiva y también agradecerles por el banderazo en Ezeiza. Nosotros hicimos lo que pudimos, lamentablemente no nos alcanzó para hacer un gol más. Seguramente los hinchas deben sentir orgullo por como representamos a esta camiseta”


El principal interesado en hacerse de los servicios de Enzo, es el Trabzonspor, de Turquía. Su ex compañero de Estudiantes de La Plata, José Sosa, fue consultado por el volante sobre la realidad del club. Actualmente, el equipo turco ocupa la séptima posición de su liga, con 26 unidades, a nueve del Besiktas, el puntero. Si bien todavía no realizó una propuesta formal, la institución europea tiene serias intenciones de contar con la figura del conjunto dirigido por Marcelo Gallardo.


De esta manera, el mendocino deberá descansar y meditar si desea continuar bajo la exigencia de Napoleón, o prefiere ir a un club con menos adrenalina y otra realidad de vida. Lo cierto es que, de concretarse su salida, representaría un verdadero dolor de cabeza para el Muñeco, que perdería a uno de sus pilares más importantes.

Dejá tu comentario

Votá en la encuesta de la semana