Desde el mediodía, en San Pablo llueve copiosamente y, según el pronóstico, estas condiciones pueden mantenerse durante el partido, aunque con menor intensidad a partir de las 19. ¿Qué antecedentes hay con las tormentas durante este ciclo?

La era Napoleónica contó con varias noches de hazañas. En la mayoría, las precipitaciones estuvieron presentes y le aportaron un toque épico. En tal sentido, en la era de Marcelo Gallardo, se fue creando un pequeño romance entre el club riverplatense y esta condición climática. Para los hinchas, representa un dato alentador.

El primer punto de encuentro recordado entre los simpatizantes Millonarios se produjo un 5 de octubre de 2014 en un Superclásico en el Monumental, por un partido correspondiente a la fecha 10 del Torneo de Transición. Tras ir en desventaja durante prácticamente todo el encuentro, minutos antes de la finalización el Muñeco tomó una decisión que quedaría en la historia: hizo ingresar a Germán Pezzella de 9. Poco tiempo después, el defensor central cabeceó en el área rival y generó un reboté de Agustín Orión que el bahiense supo aprovechar. El gol generó un delirio en las tribunas del estadio y dejó un punto con sabor a victoria para el club.

Más adelante en el tiempo, en 2015 La Banda disputaba la primera final de Copa Libertadores del ciclo frente a Tigres. En suelo mexicano, el resultado final fue 0 a 0 luego. Luego, por la revancha, llovió torrencialmente en el Antonio Vespucio Liberti y la gente, bajo el agua, pudo gritar campeón. Con goles de Lucas Alario, Carlos Sánchez y Ramiro Funes Mori el Millo se impuso por 3 a 0 y dio la vuelta en una jornada histórica.

En 2017 River trajo un resultado sumamente preocupante de Bolivia cuando visitó a Wilsterman: derrota por 3 a 0. Con un Monumental repleto bajó un diluvio, los hinchas quedaron sin voz de gritar tantos goles: los dirigidos por Gallardo se impusieron por 8 a 0 en una noche mágica. Ignacio Scocco jugó un partido perfecto anotando cinco goles, y Enzo Pérez marcó uno de los tantos más lindos de su carrera. Fue una remontada inolvidable para el pueblo riverplatense.

Por último, en 2018 River estaba prácticamente afuera de la Copa Libertadores cuando caía, a los 70 minutos, por 1 a 0 en Brasil, contra Gremio, por Semifinales. El encuentro en Argentina había dejado el mismo resultado y los de Núñez necesitaban de dos milagrosos goles. Pero, junto con la bendita lluvia, ese panorama se concretó: con goles de Rafael Santos Borré y Gonzalo Martínez de penal, el Millonario consiguió una de las victorias más importantes de su historia, para avanzar a la final más recordada de su existencia.

De esta manera, ante la lluvia, La Banda sonríe. El conjunto dirigido por el Muñeco se prepara para dar batalla en una llave que, si logra remontar, será una de las páginas doradas del ciclo. Todo el mundo River cree.

[adinserter name="Secciones_300x250_Mobile Content Footer"]

Dejá tu comentario

Votá en la encuesta de la semana

[poll id="4"]

Te puede interesar:

Dejá tu comentario

[poll id="17"]