Agustín Palavecino, flamante refuerzo del Millonario, mostró sus primeras sensaciones tras arribar y luego debutar con el Manto Sagrado. Además, el volante opinó sobre el talento de sus nuevos compañeros.

Se convirtió en el gran anhelo de Marcelo Gallardo, quien fue clave comunicándole su deseo para que el jugador de 24 años arribe en este mercado de pases. Tras varias idas y vueltas entre Deportivo Cali y River, las negociaciones llegaron a buen puerto y Agustín Palavecino se convirtió en futbolista del Más Grande.

“Cuando llego al River Camp miro en el lugar en el que estoy y me doy cuenta de que soy un privilegiado. Me pone feliz todo lo que hice para llegar acá. Quiero aprovechar esta oportunidad que me brinda River”, aseguró sin ocultar su felicidad.

En relación a la conversación que tuvo con Marcelo Gallardo: “Cuando me escribió diciéndome que me quería llamar empecé a darme cuenta de que todo esto iba de verdad… entonces escuché todo lo que me dijo, terminé de hablar con él y enseguida conversé con el club y pedí por favor que me dejaran venir a River”, indicó el volante.

Por otro lado, refiriéndose a la oportunidad que tiene de vestir el manto sagrado: “Yo miraba mucho a este River, a lo que juega. Por ahí lo veía lejano, pero cuando te llaman y te das cuenta de que la posibilidad está ahí, y que te digan que quieren que formes parte… y si te quiere River, ¿cómo no vas a hacer fuerza para ir?”, manifestó.

“Soy un privilegiado. Me pone feliz todo lo que hice para llegar acá. Quiero aprovechar este momento. El grupo me recibió muy bien y el otro día ya me saqué la ansiedad de encima. Hay un plantel triunfador y con buenas vibras. Me llama la atención, porque ya consiguieron cosas importantes y tienen el deseo de ir por más”, añadió el hombre de 24 años.

Por otro lado, durante el tiempo que lleva en el Más Grande, ya destacó a Matías Suárez y Jorge Carrascal, dos de sus nuevos compañeros: “Te das cuenta de su talento con solo verlos pasar la pelota”, soltó el ex Platense.

Por último, se refirió a su posición dentro del campo de juego: “En el fútbol de hoy es difícil estar si no corrés. Ya perdí un poco eso de ser enganche. Soy más pasador que encarador. No tengo un referente, aunque en el mejor Barcelona me gustaba mucho Iniesta”, cerró.

Dejá tu comentario

Votá en la encuesta de la semana