Desde que asumió Gallardo como entrenador del Millonario, la defensa prácticamente no ha sido un problema. Sin embargo en la actualidad se encuentra débil, vulnerable… con las defensas bajas.

Fueron varios los protagonistas en las zagas armadas por el Muñeco. Sin dudas la más sobresaliente fue la recordada campeona de la Copa Libertadores del año 2015 con Mercado, Maidana, Funes Mori y Vangioni.

Pero de todas formas, también a lo largo de los periodos, han pasado nombres como Pezzella y Mammana, ambos surgidos de la cantera riverplatense; refuerzos que si bien no sobresalieron, tampoco desentonaron en partidos importantes, ya sea el caso de Jorge Moreira o Arturo Mina; otros que forman parte de procesos, que terminan en un Montiel, siendo hoy de los mejores número cuatro del país, titular en la Selección Argentina.

Resistidos al principio, pero con la banca del entrenador para llegar a ser lo que es hoy como Milton Casco; Pinola tomando en cierto modo el papel de Maidana como caudillo en una defensa conformada por otra joya de la cantera como Martínez Quarta.

Muy distinta a la actualidad que vive la última línea millonaria, con dos refuerzos de la última etapa, ambos extranjeros, provenientes de otro futbol y con un proceso de adaptación que no termina de concretarse. Nos referimos al paraguayo Robert Rojas y al chileno Paulo Díaz. Podemos sumar a Fabrizio Angileri, pero seriamos injustos ya que cuando estaba en su mejor momento, con intercambio en la titularidad, se lesionó, apenas antes de que se derrumbe todo en los últimos partidos de River y quede la defensa en el ojo de la tormenta.

Muchos pensarán, que difícil es reemplazar a jugadores que se han consagrado, pero además de dicha cuestión también nos encontramos en este caso un tema de cambio de generación, sumado a la escasez de incorporaciones debido a la situación económica actual del club. No poder contar con dichos futbolistas de jerarquía que los diferentes contextos solicitaban, hizo y hacen que River hoy por hoy y más de la mano de un DT fuera de serie, no logre afianzar una defensa que brinde esa seguridad como casi todas las últimas de la era Gallardo.

Un hecho particular que deja en claro la situación fue los diferentes esquemas y nombres que pasaron por aquí en esta última etapa, dejando entrever la disconformidad del entrenador, utilizando tanto línea de cuatro como de tres y hasta de cinco en más de una ocasión.

Seguramente como ya es de público conocimiento, una vez finalizada la competición continental, varios jugadores importantes emigrarán. Por ende ante Independiente, en la última jornada de fase de grupos de la Copa Diego Maradona como ante Palmeiras, tienen la oportunidad de demostrar que están para cosas grandes y llegar a ser una de esas zagas recordadas por el hincha como algunas de las que mencionamos.

[adinserter name="Secciones_300x250_Mobile Content Footer"]

Dejá tu comentario

Votá en la encuesta de la semana

[poll id="4"]

Te puede interesar:

Dejá tu comentario

[poll id="17"]