Jonatan Maidana analizó su paso por River tras retornar al club en el que dejó una huella y se transformó en ídolo. No todo fue color de rosa, ya que pasó por el momento más complicados, hasta lograr unos de los mayores éxitos como lo que ocurrió en Madrid.

El defensor del Más Grande que utilizará el número 4 en esta temporada debido a que Rojas tiene el 2, dejó en claro lo siguiente: “En River me tocó lo peor y tocar el cielo con las manos”, aludiendo a la pérdida de categoría y a la histórica final en la que La Banda venció 3 a 1 a Boca en la capital española en 2018, consagrándose de la Libertadores en un partido único e irrepetible.


Jony en diálogo con F90 (Espn), describió como atravesó aquella situación dolorosa y de gloria. "Lo que siento es que me tocó lo peor y tocar el cielo con las manos. Un partido como el del Bernabéu será muy difícil de repetir, va a quedar de por vida y hay que quedarse con lo que uno va viviendo y con lo último. En este caso fue ganar una de las finales más importantes y hay que agarrarse y aferrarse a eso, a los buenos momentos para seguir en la positiva que viene el club", expresó.


Además, el zaguero tiene tatuada la fecha (9/12/18) en la que el Más Grande logró conquistar la Copa más importante de América en el Santiago Bernabéu ante el eterno rival. Con respecto a esto señaló: "Fue un punto de cambios. Tocó lo que tocó en su momento y fue un trampolín para despegar y no bajar más. Hay una unión que hizo que los momentos duros sirvan de experiencia para salir de eso y quedar en lo más alto. Fue un desahogo importante, Matías (Almeyda) se hizo cargo del equipo en un momento duro y descomprimió el plantel. Absorbió eso, dio confianza y se pudo salir después de tocar fondo", lo que agregó que por ahí hay que mirarle el lado positivo al descenso porque si bien no es la mejor opción, posibilitó que River retrocediera un paso para luego sumar muchos para adelante.


El oriundo de Adrogué también mencionó que sabe que no tendrá un lugar asegurado por más que los hinchas riverplatenses lo quieran ver en la cancha, sino que debe pelear y ganarse el puesto, algo que ya conoce. El Muñeco pone al que mejor rinde dejando de lado los nombres propios. "Cuando me fui sabía que iba a ser difícil volver, me dieron la oportunidad y trataré de hacer lo mejor. Estoy disfrutando de esta posibilidad que no a muchos jugadores se le da y me toca demostrar en cada entrenamiento".
A sus 35 años, sigue con el espíritu competitivo de siempre. "Me tocará luchar como lo hicimos siempre. Estoy en un lugar donde me siento contento y desde donde me toque intentaré hacer lo mejor. Algunos dijeron que ya hice lo necesario, otros que tenía que volver… Las opiniones son respetables, pero no le tengo miedo al desafío de estar en un club grande. El equipo viene bien y el intento y el esfuerzo lo vamos a hacer. Nunca me pude despegar de River", afirmó.


Para finalizar, opinó sobre Gallardo elogiando sus virtudes. "Es exigente en el día a día, en cada práctica, en entrenar al máximo, si te equivocás un pase te lo está remarcando… Marcelo nunca cambió, siempre fue de menor a mayor y lo veo mejor que nunca. Está más exigente y es bueno para el plantel para no relajarse. De los técnicos que tuve en los últimos años es el que más hincapié hace en correr, en ayudar al equipo y en no equivocarse en pases simples".

Dejá tu comentario

Votá en la encuesta de la semana