• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

El pasado 10 de noviembre, Ramón Díaz se convirtió en director técnico de Botafogo, pero tras únicamente 17 días en el cargo, fue despedido. El Pelado fue operado y se encontraba en proceso de recuperación, el cuál finaliza el 7 de diciembre. Debido a su mala situación en el torneo local, el Club brasileño decidió destituir al riojano y buscar inmediatamente un sustituto.

"Botafogo informa que el técnico Ramón Díaz y todo su equipo de asistentes abandonan el club. Lamentablemente, debido a la salud del técnico, que ahora está previsto que sea dado de alta a partir del 7/12, el club cree que no puede esperar más", explica el comunicado de la institución.

"El club confía en la plena restauración de la salud de Ramón Díaz, agradeciendo a él y a sus asistentes Emiliano Díaz, Osmar Ferreyra, Jorge Pidal, Damián Paz y Juan Nicolás Rommannazi por el tiempo que estuvieron", agrega el Club.

Desde su asunción como entrenador, el Pelado no pudo estar en ningún partido en el banco de suplentes. Quien ocupó su lugar fue Emiliano Díaz, su hijo y ayudante técnico. Emiliano dirigió tres partidos, los cuales fueron todas derrotas por 2 a 1 frente a Bragantino, Fortaleza y Atlético Mineiro.

Mediante un comunicado, y debido a su situación en el torneo local, el Botafogo anunció rápidamente al reemplazante de Ramón: "El Departamento de Fútbol Profesional informa que Eduardo Barroca es el nuevo entrenador del equipo. El profesional regresa a Botafogo luego de unirse al equipo principal en 2019, y un trabajo reconocido por importantes logros en las categorías de base”.

Dejá tu comentario

Votá en la encuesta de la semana