River volvió a dejar puntos de local, esta vez cayó ante Sarmiento por 2-1. Acá te dejamos algunos de los motivos de una nueva noche pálida del equipo.

"Dimos un paso para atrás" dijo Marcelo Gallardo al finalizar el encuentro, y la sensación que queda más allá de la bronca, es esa. Un equipo que venía en levantada se encontró con sus viejos males, esos que lo dejaron fuera de la Copa o los mismos que le hicieron perder una cantidad de puntos increíbles en lo que va del certamen local.

Obviamente, todo tiene un porque, en RDLT hicimos un pequeño análisis de los últimos partidos y hemos llegado a la conclusión de que hay errores que se repiten, los mismos que hasta que no se soluciones, dejarán en evidencia al equipo.

1- Horrores defensivos: Si bien, el "Muñeco" habló en conferencia y no quiso caer contra sus defensores, ayer quedó a la vista de todos que la indecisión o la mala ubicación de David Martínez fueron claves para que el visitante encuentre la ventaja del primer gol o el córner dónde vino el segundo. Obviamente no hay que caerle solo al central, Elías Gómez no estaba para ayudarlo, sin dudas el sector izquierdo de la defensa ha sido de lo peor en mucho tiempo.

2- No cambiar la táctica acorde al rival: Sarmiento, como otros tantos equipos, propuso un cerrojo defensivo y el local no supo nunca como entrarle. Fiel a su estilo buscó todo el tiempo con toques, toques y más toques, lejos se estuvo de buscar la gambeta individual, remates de larga distancia, solo Juanfer en el segundo tiempo. Esto es importantísimo, porque últimamente todos los rivales le juegan de la misma manera y ni River ni Gallardo están pudiendo contrarrestarlo.

3- Jugadores en un nivel bajisimo: Seguramente aquí viene la parte más sensible, y reprochable, pero ayer se ha visto tres o cuatro futbolistas que en otro momento de la era Gallardo ni suplentes serían. Tanto algunos que fueron de titular, como otros que no entraron o que ingresaron en la segunda parte, jugando una institución tan grande como la nuestra no podés darte el lujo de no poder ni siquiera parar una pelota o dudar si ir al choque para marcar o no.

4- El banco no aporta soluciones: A pesar de la vuelta de Matías Suárez o el buen ingreso de Juanfer Quintero. La ausencia de Pablo Solari y Esequiel Barco, dejó a River sin sus dos jugadores más aptos para romper esquemas con gambeta o juego más ágil. Ante Gimnasia y Aldosivi, el banco fue una solución, ante Sarmiento no fue el caso.

Hasta ahí un breve repaso de las cuestiones que River deberá mejorar si quiere aspirar a ser un equipo competitivo nuevamente. Que quede claro, decir las cosas malas no te hace menos hincha, porque si hay algo que nos caracterizó siempre del resto es ser exigentes, hasta en los buenos momentos.

Fotos: Gonzalo Colini / @goncolini / RDLT

Dejá tu comentario

[poll id="17"]