El último superclásico en cancha de Boca dejó varias malas noticias dentro y fuera del campo de juego. Se perdieron mucho más que tres puntos.

El partido del domingo sigue teniendo repercuciones en River, además de una derrota dolorosa, en donde el nivel futbolístico fue pobre desde lo colectivo e individual, se le suma la durisima lesión de Rodrigo Aliendro, quien estará fuera de las canchas hasta el 2023, no son las únicas noticias negativas.

El Más Grande pagó cara su derrota, no solo desde el punto de vista anímico o posicional, ya que de haber sumado de a tres unidades, River estaría peleando la punta del campeonato de forma seria. Para las últimas nueve fechas del torneo, para las cuales no exíste el márgen de error, Marcelo Gallardo deberá ingeniárselas en lo que podría ser un verdadero rompecabezas.

La enfermería Millonaria no tiene descanso, ya que Juanfer Quintero, quien fue reemplazado en el entretiempo del superclásico fue diganosticado con un desgarro grado uno en su aductor izquierdo, siendo la tercera vez en este año que sufre una lesión muscular y no logra tener la constancia deseada debido a sus lesiones.

Otro que terminó "tocado" fue el defensor central Mammana, quién viene siendo uno de los puntos altos en el equipo desde que se ganó su lugar en la saga central de la defensa. Emanuel tiene un edema en el gemelo derecho producto de un golpe, lo que hace dudar de su presencia para el partido frente a Banfield.

Sin lugar a dudas, la idea de que River repita equipo de forma consecutiva parece cada vez más lejana. Ante la falta de buenos rendimientos, las lesiones hacen que la constancia en el once inicial se vuelva una utopía. Será fundamental encontrar en entre los suplente el nivel hasta hora esquivo en los titulares.

¿Quién merece una oportunidades?

Dejá tu comentario

[poll id="17"]