Matías Suárez volvió a reencontrarse con un viejo conocido para cortar una sequía de varios minutos sin convertir, volviendo a meterse en las estadísticas del Millonario.

“Al delantero le es importante el gol. Para mí y para el mismo Mati. El momento le va a llegar porque tiene jerarquía” fue la predicción de Rafa Borré post partido en Nacional el jueves anterior. Parece que el cordobés escuchó el llamado de su compañero y ante Huracán pudo convertir ese gol que tanto se le venía negando.

La noche del 22 de septiembre fue la última vez que el delantero de River había marcado su grito de gol en el 6-0 frente a Binacional. A partir de ahí pasaron 10 partidos, más precisamente 843 minutos hasta que hoy en el Tomás Adolfo Ducó cortó esa racha que arrastraba. De todos modos cabe destacar que durante todo este tiempo fue influyente para el plantel, ya que convirtió un total de 6 asistencias.

Iban 27 minutos de juego en Parque Patricios cuando luego de un centro proveniente de Angileri y luego de un desvío en el camino de Borré, Suárez saltó alto para empujar la pelota en el aire y con gran destreza romper el hechizo que lo tenía a mal traer en los últimos encuentros: "Para un delantero es importante hacer goles pero también disfruto de dar asistencias. Lo más importante acá es el equipo" había dicho el oreja tiempo atrás, quien hasta hoy a la noche tenía su balanza equilibrada en 17 pases de gol y 17 goles (ahora subió a 18).

[adinserter name="Secciones_300x250_Mobile Content Footer"]

Dejá tu comentario

Votá en la encuesta de la semana

[poll id="4"]

Te puede interesar:

Dejá tu comentario

[poll id="17"]