Llegó a préstamo a River como una gran incorporación, no supo aprovechar sus oportunidades y al parecer su futuro no estaría cerca de Núñez.

Tomás Pochettino llegó al "Millonario" a principios de 2022, fue un expreso pedido de Marcelo Gallardo que ya lo había querido en 2021, pero ante la negativa de Talleres de negociar con equipos argentinos, el jugador emigró a la MLS. Un año después recaló en nuestro país para ahora si ponerse la banda roja pese a su pasado en el ex club. A pesar de la insistencia del "Muñeco" el volante nunca pudo adaptarse al equipo, y hoy tiene un pie y medio fuera de la institución "Millonaria".

El mediocampista arribó por un préstamo de 600.000 dolares, Austin FC (dueño de su pase) puso dos opciones de compra por el 100% del pase o el 50% en su defecto; pero su valor sería diferente si esto se ejecutaba antes del 30 de junio, en ese caso eran 5,5 millones de dólares, por la totalidad de su ficha. De no hacerse la compra, habría una segunda opción antes del 31 de diciembre pero esta vez la clausula pasaría a valer 6 millones por todo el pase, o 3 millones por el 50%.

Desde la dirigencia y el cuerpo técnico no ven con buenos ojos hacer una inversión tan grande por un futbolista que disputó 19 encuentros, solamente marcó un tanto y apenas dio una asistencia. Por su parte el jugador ya mostró su incorfomidad por la falta de mediante su cuenta de twitch y tampoco haría demasiada fuerza para forzar una nueva cesión o algo por el estilo. De no seguir vistiendo los colores de River, su futuro inmediato sería volver a Estados Unidos, pero aquí en Argentina ya hay equipos como Newell´s o el propio Talleres que buscaría repatriarlo.

La realidad es que tiene que haber un giro muy brusco para que el volante de 26 años continúe siendo parte del equipo en 2023, solamente una venta inesperada como la de Nicolás De La Cruz o Agustín Palavecino podrían darle otra oportunidad, de no ser asi, debería ir armando las valijas que en River le queda poco tiempo.

Dejá tu comentario

[poll id="17"]