En conferencia de prensa, Marcelo Gallardo envió alivio al mundo riverplatense tras confirmar la disponibilidad de uno de los pilares del plantel.

Uno de los mayores problemas de Marcelo Gallardo para armar el equipo que disputará este domingo ante San Lorenzo era la ausencia de Enzo Pérez, quien jugó todo el superclásico con una fisura en el quinto metatarsiano del pie derecho y le prohibió jugar en la victoria 1-0 ante el Taladro. En su lugar, su tocayo Enzo Fernández fue el elegido para suplantarlo.

Tan importante era la incógnita de si Enzo jugaba el domingo o no que fue la primera pregunta en la conferencia de prensa dada esta mañana en Ezeiza. Ante esto, el entrenador afirmó con seguridad que el mediocampista estaba habilitado para jugar ya que en los últimos días pudo entrenarse con normalidad. Igualmente, no quiso confirmar el once inicial así que todavía está latente la opción de ver de nuevo a la dupla Zuculini-Fernández en el medio del campo.

Esta recuperación de Enzo viene en el mejor momento ya que Fabrizio Angileri se resintió de un desgarro y será baja probablemente por tres partidos claves (San Lorenzo, Talleres y Argentinos Juniors). Marcelo no dio la variante por el sector izquierdo, pero seguramente Milton Casco sea el elegido para arrancar de lateral y la incógnita estará en el sector derecho entre Alex Vigo y Santiago Simón. Además, los convocados por sus selecciones recién volvieron hoy, por lo que como aseguró en la conferencia: “Hay que revisar cómo llegaron, para luego ver si están al 100% para jugar”.

El que encendió las alarmas fue Paulo Díaz que en el encuentro por las Eliminatorias entre Chile y Colombia tuvo que salir antes por una molestia muscular. Aunque Gallardo le quitó importancia debido a que según los médicos y los estudios no hay una lesión. Seguramente mañana o el propio domingo Gallardo confirmará los convocados para el encuentro ante San Lorenzo y el once titular.