Así lo decidió, finalmente, el cuerpo médico tras las dolencias que tuvo en la zona operada el futbolista.

El Sicario que estaba transitando sus últimos días de rehabilitación y ansiando su regreso a las canchas, tras cuatro meses de recuperación luego de sufrir la fractura de Tibia y Peroné el pasado 6 de abril, por la falta de Aldair Rodríguez en el partido de fase de grupo vs. Alianza Lima en Perú, sufrió un contratiempo y el paraguayo volverá a ser operado.

El jugador presentó dolores en el zona operada y se sometió a nuevos estudios. Ya con los resultados en mano, River conoció que Robert deberá ser intervenido quirúrgicamente otra vez, en principio, para retirar los tornillos colocados en la primera operación y a su vez, examinar qué es lo que provoca el dolor: se estipula que sería por una infección producto de una posible intolerancia al material.

La operación estará programada para los próximos días y, con este panorama, parece difícil creer que Rojas regrese al verde césped este año, es un hecho es que la recuperación del paragua sufrirá un considerable retraso y deberá enfocarse en el 2023.

Dejá tu comentario

[poll id="17"]