Sobre la hora, el Millo se llevó una merecida y trabajada victoria de Avellaneda.

El presente de River se cartacteriza por la falta de buenos rendimientos tanto en lo grupal como en lo individual. Ante el Rojo, otro equipo e institución que hace tiempo no tiene su mejor versión, los dirigidos por Gallardo dieron un paso importante para acomodarse en el torneo tras la derrota frente a Samierto.

River hizo de "debut triunfal" en su temporada de clásico, esta suerte de mini torneo dentro de la liga, en donde visitará los otros equipo más importantes del país. Este encuentro ante Independiente sería un gran termometro de cara a la segunda parte de la competencia y ver como quedaba parado El Más Grande: podía descontar puntos a los de arriba y siempre un clásico es una buena oportunidad para dar el salto de calidad que tanto buscamos.

https://twitter.com/RiverPlate/status/1556362588887343105

El partido arrancó muy bien para River, quien fue protagonista en gran parte del primer tiempo, sin dejarle tener la pelota a su rival y en donde se pudo ver parte del funcionamiento que Marcelo Gallardo busca imponer en sus equipos. Más alla de alguna contra o jugada por parte del local, la mala noticia llegó a los 25 minutos de la primera parte cuando Enzo Pérez salio por una molestia en su rodilla, Si vemos en vaso medio lleno, debemos resaltar el partido de Bruno Zuculini, quien ingreso de gran manera: realizó varios cortes y recuperaciones; tomó buenas decisiones con la pelota y aportó equilibrio en la mitad de cancha.

Duante el segundo tiempo se dio la única polémica de la tarde: a los 15 minutos un gole dentro del área de Independiente dejaba en el piso a Borja; tras el llamado del VAR, Rapallini decide no cobrar penal para River en una jugada que podría haber terminado con la expulsión de Barreto.. El árbitro fechas atras, en una jugada parecida habia mostrado la tarjeta roja a Maidana por un golpe a Cóccaro

Finalmente, cuando el partido paracía que terminaría empatado, apareció quién, superar las lesiones y conseguir ritmo futbolístico, es sin dudas el mejor refuerzo del equipo: Matías Suárez. El cordobés toco una sola pelota en todo el partido: en tiempo agregado marcó el único gol del encuentro dándole una victoria importantísima a River. Al igual que contra Vélez, el delantero demuestra que sigui siendo de gran valor aún con un puñado de minutos.

Fue 0-1 para el Millonaria en un partido que River mereció ganar más por las ganas y el empuje que por el fútbol. Si bien en comparación contra Sarmiento se logró mejorar, estamos lejos de esa funcionamiento característico donde el rival no tenia oportunidad de ver la pelota y en donde River era un claro y categórico protagonista. La victoria servirá para ganar confianza y trabajar tranquilos de cara a la segunda parte del torneo

https://twitter.com/RiverPlate/status/1556408261108277251

Dejá tu comentario

[poll id="17"]