El delantero cordobés fue baja en el día de hoy. ¿Es duda para el jueves?

El lunes de River arrancó muy movido con dos noticias no muy buenas de cara a los cuartos de final de la Copa Libertadores: el caso De La Cruz, y la ausencia de Matías Suárez en el entrenamiento.

El delantero llegó al River Camp de Ezeiza con molestias estomacales, las cuales fueron producto de una posible intoxicación y el cuerpo médico del Millo descartó la posibilidad de que sea COVID-19 positivo, ya que no comparte ningún síntoma con el virus. Ni siquiera tuvo fiebre.

Igualmente los especialistas decidieron que no entrenara y que vuelva a su domicilio para aliviar el malestar.

Para el CT, según lo que hablaron con los médicos, no estaría en duda para el partido de ida por los cuartos de final de la Copa Libertadores frente a Nacional. Gallardo confía que el cordobés mejore y ya mañana o el miércoles estaría presente para los trabajos previos al partido en el Libertadores de América.

River está a la espera de que Suárez pueda formar la delantera junto a Borré, una dupla que viene saliendo de memoria. El Muñeco sabe que debe tener bajo la manga alguna variante por si dicha intoxicación pasa a mayores.

[adinserter name="Secciones_300x250_Mobile Content Footer"]

Dejá tu comentario

Votá en la encuesta de la semana

[poll id="4"]

Te puede interesar:

Dejá tu comentario

[poll id="17"]