El defensor sufrió una lesión que pone en alerta al cuerpo técnico. Fue trasladado en ambulancia hacia el Sanatorio Trinidad para realizarle más estudios.

Transcurría el minuto 14 del complemento en el duelo que River ganaba 1-0. Ya había sufrido la baja de Rafa Borré y terminó perdiendo a Javier Pinola, que tras saltar a cabecear una pelota, amortiguó la caída con su brazo derecho.

Instantáneamente desde el campo de juego se supo que era una lesión importante y Nicolás Hasse, periodista de la transmisión del encuentro, contó que el futbolista gritó: "Me quebré". Rápidamente ingresaron para atenderlo y como primer diagnóstico, se supo que era una lesión ósea en el antebrazo.

Una vez retirado con el carrito y acompañado por el cuerpo médico millonario, le sostuvieron el brazo, además de contenerlo ante la desazón y lágrimas expresadas. Luego de ser trasladado desde Vicente López hasta el Sanatorio, le realizaron estudios y confirmaron que era una fractura en su antebrazo. Claramente su participación contra Racing por la Supercopa quedó descartada.

Dejá tu comentario

Votá en la encuesta de la semana