El destacado jugador argentino con pasado en River atraviesa un momento delicado, pero presenta signos de mejoría. El ex campeón mundial contrajo coronavirus y su estado sigue siendo “reservado”.

Luego de la navidad, el martes 29 de diciembre, Leopoldo Jacinto Luque ingresó en Clínica de Cuyo en Mendoza, debido a un cuadro de COVID-19. Su estado de salud fue complicándose, razón por la cual debió ser trasladado a terapia intensiva por una neumonía. De inmediato, recibió el tratamiento correspondiente con soporte ventilatorio no invasivo ya que su saturación de oxígeno era baja. Debido a su obstrucción pulmonar, el ex delantero es considerado paciente de riesgo. Las buenas noticias llegaron hoy ya que, según el parte médico, está respondiendo favorablemente al tratamiento.

El informe sostiene que “tuvo una evolución favorable, está estable hemodinámicamente, lúcido, sin fiebre y con buena respuesta al tratamiento”. Por su parte, su esposa aseguró: “evoluciona favorablemente. Hablé con él y con una enfermera. Leopoldo está bien, con estado de salud muy bueno, está lúcido y despierto. Ha reaccionado bien al tratamiento. Lo único es que no tiene que hablar para no agitarse, pero está muy bien gracias a Dios. Los médicos están muy optimistas respecto a su tratamiento”.

Sin lugar a dudas, las últimas novedades traen cierta tranquilidad para tanta gente que se preocupó por él. El santafesino supo sacarle una sonrisa al país gracias a sus goles y la obtención del máximo trofeo mundial. Si bien todavía queda mucho camino por recorrer en su recuperación, es una noticia que nos saca una sonrisa.

[adinserter name="Secciones_300x250_Mobile Content Footer"]

Dejá tu comentario

Votá en la encuesta de la semana

[poll id="4"]

Te puede interesar:

Dejá tu comentario

[poll id="17"]