La victima más grave del superclásico fue Rodrigo Aliendro, quien fue operado con éxito el día lunes en el Sanatorio Finochietto.

En el entretiempo del encuentro ante Boca en La Bombonera, Marcelo Gallardo decidió hacer algunos cambios, entre ellos, el ingreso del refuerzo del Millonario en este mercado de pases: Rodrigo Aliendro por Marcelo Herrera. Pero solo pudo permanecer 22 minutos en cancha por una falta previa de Alan Varela que terminó en golpe de la rodilla del futbolista contra la cara del Negro: fractura de macizo facial con hundimiento de malar y compromiso del piso de la órbita, fue el parte médico.

Sin repetición de la jugada, foul, VAR ni amonestación se continúo el partido. La falta de intención del jugador Xeneize no impide la fractura de Rodrigo ni que esté fuera de las canchas por lo que resta del 2022. Hoy agradecemos que no haya daño craneal ni cerebral.

El Peti pasó la noche del domingo en el Sanatorio donde en el comienzo de la semana fue intervenido exitosamente a cargo de médicos especialistas en cirugías maxilofaciales. La cirugía duró tres horas, en la misma le colocaron al mediocampista tornillos y placas de titanio que le quedarán de por vida en su rostro.

El alta la recibiría a más tardar el día miércoles. Se estima que dentro de tres semanas podrá comenzar con trotes y trabajos de gimnasio sin exponerse a ningún tipo de golpe o pelotazo. Se confirmó entonces que no volverá a pisar el verde césped hasta 2023.

Dejá tu comentario

[poll id="17"]