Hace un mes estuvo cerca de irse de River. Hoy, es la figura.

A principios de 2018 uno de los refuerzos resonantes fue Bruno Zuculini. El futbolista retornaba de Europa al fútbol argentino para ser el futuro reemplazante de Leonardo Ponzio como mediocampista central del Millonario y jugar junto con Enzo Pérez, quién sería el doble cinco con más juego. Finalmente, tres años más tarde, comparte la mitad de cancha con Enzo, pero por momentos funcionan con los roles intercambiados y esto le permitió ser a Bruno ser una de las figuras del equipo.


A fines del año pasado, el ex Manchester City comenzó a sumar más minutos y de a poco fue ganándose un lugar, cumpliendo una faceta no vista antes vistiendo la camiseta del Millonario. La misma eran sus sorpresivas llegadas al área rival en las que se generaba situaciones de peligro y de las cuáles en tres oportunidades las convirtió en gol (dos tantos en la serie de cuartos de final ante Nacional de Uruguay por la Copa Conmebol Libertadores 2020).


Luego de un buen cierre de temporada, Zucu volvió a ocupar un lugar entre los suplentes y nuevamente veía pocos minutos en cancha. La llegada de Agustín Palavecino y José Paradela hicieron que perdiera terreno para ser titular. A pesar de haber formado parte del once inicial en dos encuentros de la fase de grupos de esta Libertadores, el volante central no llegó a disputar ni 10 cotejos.


En consecuencia, la idea de Bruno al inicio de la pretemporada era partir hacia otro rumbo para poder contar con mayor participación. Pero esto cambió, cuando antes de viajar hacia Estados Unidos, Marcelo Gallardo tuvo una charla con él y en pocos minutos se pusieron de acuerdo, como lo declaró el domingo pasado luego del encuentro ante Unión.


Finalmente, el ex Valencia y Racing fue titular en un equipo alternativo en el debut del torneo local ante Colón y su buena actuación provocó que el Muñeco lo designara como titular en el partido de vuelta de los octavos de final frente Argentinos Juniors. Su gran actuación personal obligó al entrenador a que lo dejara en el equipo y en su cuarto partido desde el arranque, volvió a ser importante en el ataque y anoche convirtió el primer gol Millonario y asistió en el segundo. La rueda de auxilio que el conjunto de Núñez necesitaba para mantener el equilibrio se llama Bruno Zuculini y llegó para quedarse.

Dejá tu comentario

Votá en la encuesta de la semana

¿Qué puesto reforzarías en este mercado de pases?

Cargando ... Cargando ...

Te puede interesar: