• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

El dolor de los hinchas por el regreso que no pudo ser, un final que terminó con enojos y que no era el esperado entre el "Jefecito" y River.

El Jefecito anunció anoche, en conferencia de prensa post partido, su retiro del fútbol profesional. A sus 36 años y luego de una pandemia que lo dejó en vilo ocho meses decidió colgar los botines. Este emblema del fútbol surgió en River hace 21 años, llegó en 1999 de Renato Cesarini para hacer una prueba, quisieron ficharlo pero como el pase pertenecía a ese club de Rosario, la respuesta fue negativa. Sin embargo, lograron convencerlo y un año después se volvió a insistir por él y ahí sí se hizo el pase. También, siguió sus estudios secundarios en el Instituto River Plate.

Jugó dos años en la Primera del Millonario (72 partidos, un gol y un título, el Clausura 2004). A mitad de 2005, el Corinthians pagó 15 millones de dólares por su pase. Su último partido en el club de Núñez fue el 3 de julio de 2005 en la victoria 1-0 ante Huracán de Tres Arroyos que clasificó a la Banda al repechaje de la Copa Libertadores 2006. "Nunca imaginé una despedida así. Me emocionó mucho. Es mi última vez y la gente me brindó mucho más de lo que yo le pude dar a ellos", expresó ese día.

Tiempo después, con el equipo brasileño le tocó enfrentar a River, por los octavos de final de la Libertadores, en el Monumental. Nueve años después, Javier y River se volvieron a encontrar. Ya vistiendo la camiseta del Barcelona, para disputar la final del Mundial de Clubes en Japón. Los hinchas del Millonario lo ovacionaron con el amor y respeto que siempre le tuvieron y él no les devolvió el saludo, eso generó un quiebre en la relación. Luego asumió que se equivocó.

Posteriormente hubo especulación sobre un posible regreso que jamás se concretó a mediados de 2016, cuando el mediocampista renovó su contrato con Barcelona. Un año y medio después, eligió irse a jugar al fútbol chino. Y en una visita protocolar a ese país asiático, dirigentes de River le entregaron una camiseta y lo declararon Embajador del club. El defensor regresó al fútbol argentino a principios de este año. Se enfrentó a River en la Plata. “Nunca volvió porque hay momentos, no es nada raro. Lo aprecio y celebro su regreso que es muy bueno para nuestro fútbol", comentó Gallardo en la previa de aquel partido.

"Está claro que hubo una situación en 2015 en la que dije mil veces que yo me equivoqué, al no saludar a la gente en Japón. Son errores que uno comete, que no puede volver el tiempo atrás. Entiendo que mucha de la gente de River esté enojada conmigo… Lamentablemente no puedo volver el tiempo atrás y ya está. No hay mucho más que darle vuelta… A River tuve la oportunidad de volver dos veces. Hablé con Enzo en su momento cuando estaba en Barcelona y creí que no era el momento. Básicamente eso. No hay que buscarle tantas vueltas… Yo sentía que todavía estaba para poder seguir jugando en un nivel alto en Europa, en un club como el Barcelona y seguir ganando cosas. Por eso le dije que no.

"Los momentos míos no son los de River ni los de River son los míos… Y después de China, cuando tuve que decidir dónde jugar, estaba entre Estados Unidos y la Argentina, y decidí volver a la Argentina", contó en una entrevista que brindó durante este 2020 en TNT Sports.

Más allá de las disculpas y el arrepentimiento, la molestia de los simpatizantes quizás está en que en su regreso al país haya optado por ir al club "Pincharrata" a despedirse del verde césped y no en el lugar que lo vio nacer.

Espacio Publicitario

Dejá tu comentario

Votá en la encuesta de la semana

¿Quién creés que debe ocupar el puesto de Martínez Quarta?

Cargando ... Cargando ...

Te puede interesar: