El defensor quien fue parte de la mayoría de todos los títulos de la era Gallardo contestó preguntas de hinchas ganadores del concurso de Somos River.

Jonatan Maidana, hoy un gran referente e ídolo de River. Quien llegó por primera vez en 2010 y se lo miraba de reojo por su pasado en Boca. Pero de a poco se fue ganando el cariño de la gente y se afirmó en el fondo del Millonario por varios años. El defensor central estuvo presente en la mayoría de todos los títulos que el conjunto de Núñez consiguió en la era de Marcelo Gallardo.

Maidana frente a los fanáticos del Más Grande que ganaron el concurso que organizó Somos River dedicó estas palabras: “La pasó muy bien, es algo distendido, charlamos un rato y siempre es bueno compartir con nuestros hinchas que son los que nos dan fuerzas todos los fines de semana. Es una alegría estar acá”.

El defensor analizó su posición con respecto a ser en la actualidad uno de los líderes del plantel: “El tiempo y la experiencia lo van poniendo a uno en el lugar que le toca, cuando uno se hace más grande trata de ayudar a los juveniles, también ser un ejemplo en los entrenamientos y no bajar los brazos en los partidos. Me saco el sombrero por la cantidad de compañeros que tuve, nunca un conflicto con nadie. Más allá de cualquier resultado deportivo o cualquier estrella con lo que me quedo es que me puedo cruzar con cualquier compañero con el que estuve en River y nos vamos a dar un abrazo, para mí eso es lo más importante”, expresó.

Además, Jony agregó: “Después de más de diez años en el club me siento totalmente identificado con este escudo, con esta institución. La verdad que me ayudó a crecer futbolísticamente y como persona, el club ganó un hincha más y siempre le voy a desear lo mejor”.

El defensor que vivió buenas y malas en estos años en River opinó sobre la recordada final de la Copa Libertadores 2018 ante Boca: “Tal vez en su momento no tomamos tanta dimensión de lo que se iba a venir porque el equipo disfrutaba los entrenamientos, los partidos, el equipo era muy fuerte mentalmente, lo llevamos de una manera natural. Hoy con el paso del tiempo se toma dimensión y si me pongo a pensarlo no hubiese podido dormir las noches anteriores”.

Por último, Maidana se refirió a la cinta de capitán que tuvo que llevar en los partidos de ida y vuelta en la mencionada final: “Me tocó llevar la cinta, pero el líder nato era Leo Ponzio, fue una responsabilidad muy grande. Había mucho en juego, pero fue una responsabilidad linda, el entrenador y mis compañeros confiaban en mí, fui uno de los referentes en un partido así, me queda la alegría de haber llevado la cinta esos dos partidos”.

Dejá tu comentario

[poll id="17"]