Tras perderse casi todo el año, Robert Rojas prepara su regreso a las canchas que será inminente.

El 6 de abril River logró un muy buen triunfo en Lima, en un encuentro correspondiente a la fase de grupos de la Copa Libertadores. Matías Suárez, que entró desde el banco, le dio los tres puntos al equipo que casi no festejo por un terrible acontecimiento: a dos minutos del final Aldair Rodriguez, literalmente hablando le quebró la pierna en dos a Robert Rojas, una lesión y un puesto que nadie pudo adueñarse luego de casi seis meses.

Fractura expuesta de tibia y peroné fue el parte médico que recibió el defensor paraguayo que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente; se esperaba que el plazo de recuperación sea de 3 a 4 meses, pero una complicación en la zona lesionada hizo que el jugador vuelva a pasar por el quirófano para una cirugía menor que atrasó su regreso a las canchas.

Hoy podemos decir que su vuelta al verde césped está cada vez más cerca y de hecho podrá volver antes que termine el 2022, pero con una pequeña excepción. La idea de los médicos, cuerpo técnico y entorno del futbolista es que comience sumando minutos primero en la reserva; algo similar a lo que está haciendo actualmente Franco Paredes que superó la rotura de ligamentos pero para ponerse en ritmo bajó para ser dirigido por Jonathan La Rosa.

Ya casi recuperado de los dolores, y esperando el alta médica se espera que el Sicario dispute los últimos cuatro partidos del año en reserva, para así estar a punto desde lo físico para el 2023.

Dejá tu comentario

[poll id="17"]