River lo perdía 1-0, pero "Napoleón" reaccionó a tiempo y movió el banco de suplentes, desde allí llegó el empate. Ahora a pensar en el superclásico del miércoles.

Comenzó agosto, un mes que será más que agitado para River, que en el medio de la Liga Profesional tiene partidos importantes como el superclásico ante Boca por Copa Argentina (el próximo miércoles), los cruces ante Atlético Mineiro por los cuartos de la Copa Libertadores, el 11 y luego la revancha el 18. Por eso, ya empezó una rotación que será recurrente en el certamen local.

Para hoy enfrentar a Huracán, Gallardo propuso un mix entre titulares y suplentes, no fue un mal primer tiempo del "Millo" pero falló en la puntada final ya que los atacantes, Girotti y Álvarez, no estuvieron precisos. El primero tuvo una chance clara de gol que desperdició por no tener lucidez a la hora de definir, el segundo estuvo más en contacto con el balón pero falló muchísimo en los centros. El equipo visitante casi no pateó al arco, y estuvo lejos del arco de Armani. Quizás, lo peor de esta primera, fue la lesión de Paulo Díaz que fue reemplazado por Jonatan Maidana, aún no se sabe bien que pasó con el defensor chileno, se espera que pueda estar entre semana ante Boca.

En el segundo tiempo, con poco, los dirigidos por Kudelka se empezaron animar sobretodo porque el equipo "Millonario" se mostraba algo endeble sobretodo por el sector derecho. La primera aproximación del "Globo" vino de un error de Maidana, que por fortuna terminó con un cierre formidable de David Martínez. A los 15' a la salida de un córner, la visita aprovechó al máximo una contra que terminó con Nicolás Silva cara a cara con Armani y la apertura del marcador. A esta altura, a River le costaba muchísimo, no llegaba con claridad es por eso que el "Muñeco" mandó a la cancha algunos de sus titulares para buscar al menos empatar.

A los 21' ingresaron: Braian Romero, Angileri, De La Cruz, y al poco tiempo también ingresó Paradela. Entre estos nombres llegó el gol de la igualdad, un pase filtrado del ex volante de Gimnasia, encontró al lateral izquierdo que tiró varios centros, muy buenos, que en este encontró al goleador que de cabeza rompió la resistencia de Marcos Díaz y a los 41' puso el 1-1. Increíblemente, los últimos minutos fueron los mejores del local que, puso contra las cuerdas a su rival y, hasta lo pudo ganar. Sin dudas, hay que destacar la mano del entrenador que una vez más, vio e hizo lo tenía que hacer.

Como mencionamos más arriba, lo peor de la noche, la lesión de Díaz, además del flojo nivel de Girotti que se lo vio algo desmejorado. Lo mejor, la reacción del DT, y el nivel mostrado con varios de los titulares adentro, esto último sobretodo pensando en el encuentro del miércoles ante el ex club.

Dejá tu comentario

Votá en la encuesta de la semana

¿Qué puesto reforzarías en este mercado de pases?

Cargando ... Cargando ...

Te puede interesar: