El delantero colombiano sabe que sus lesiones constantes le están costando el debut en la Primera de River, es por eso que buscará arrancar este problema de raíz.

En el último tiempo el trabajo que se hizo en divisiones inferiores le ha dado mucho fruto a River que ha sabido darle su momento a los jóvenes que vienen peleando desde abajo: desde Lucas Boyé (el primero en debutar en la Era Gallardo) hasta llegar a los Enzo Fernández, Santiago Simón y otros tantos que han pasado en el medio como Exequiel Palacios o Lucas Martínez Quarta.

Hoy en día en la reserva del "Millonario" hay muy buenos valores, por algo marchan como líder de la división, sin lugar a dudas una de sus figuras es Flabián Londoño Bedoya, delantero goleador que aún no ha podido debutar en primera pese a sus 22 años ya que siempre algún imprevisto de lesiones lo marginó.

Las dos veces que tuvo la chance de dar el salto, increíblemente se quedó fuera, primero en el brote de Covid-19 dónde Gallardo acudió a los juveniles no pudo estar por también estar contagiado. Por otra parte cuando al "Millonario" le faltaron atacantes, el se encontraba recuperándose de la fractura de clavícula.

Hasta el momento el atacante lleva 39 encuentros en la Reserva, y marcó 19 goles; un promedio de casi un gol cada dos partidos. Los números son buenos, su calidad lo acompaña, lo que no, fueron las distintas lesiones incluso musculares como desgarros, distensiones que nuevamente lo dejaron afuera.

La decisión que tomo el delantero fue acudir a asistencia psicológica para terminar de una vez con esa especie de maldición que tiene hace ya varios años. Por el bien de este joven, esperamos que sea la solución a todos sus problemas físicos que no le están permitiendo mostrar toda su potencia goleadora en el equipo de Gallardo.

Recordamos que el delantero tiene contrato firmado hasta diciembre de 2024, con un cláusula de rescisión de 25 Millones de euros.

Dejá tu comentario

[poll id="17"]