Mientras palpita su partido despedida, el eterno capitán contó cuál es la clave de la Era Gallardo y cómo recuerda lo vivido en la Copa Libertadores 2018.

Si alguien conoce lo que pasa dentro del vestuario millonario es el León, referente y capitán durante años, que comienza a palpitar ahora su partido despedida en el Mâs Monumental. El respeto y la admiración dentro del plantel es de ida y vuelta, no hay manera de ocultarlo...

¿Cuántas anécdotas podría contar Leo? Seguramente, infinitas. En diálogo con el Diario Olé, el eterno capitán habló de cómo se prepara para su homenaje y mucho más... "Me preparo porque ese día va a ser hermoso y estresante a la vez porque los focos van a estar en uno. Y me pongo en la cabeza tratar de disfrutarlo. Sí le di dos o tres tips de lo que pretendo y nada más. Que el resto fluya y la gente vea a sus ídolos", expresó.

"Lo del “capitán eterno” es publicitario, como el León, ja. No voy por ese lado. Tengo una responsabilidad, una hija -Paula- que va a cumplir 15 años y tengo que acompañarla en el transcurso de su vida. El capitán es parte de un grupo, no de la casa", agregó. Además, al ser consultado sobre el secreto del éxito en Marcelo Gallardo, respondió: "La mentalidad que impone. Es mucho más lo mental que lo físico. Físicamente podés largarte a correr maratones pero si después no pensás, seguramente ejecutes mal. Es un balance entre lo físico más lo mental"

Por otro lado, recordó la final de diciembre 2018 y confesó: "Es la sonrisa para toda la vida. Cuando le ganás al eterno rival, te sacás algo de encima. La historia se marcó de esta manera. Y tocó. Miedo no había: queríamos jugar. Fuimos con nuestros familiares, fue lindo. Íbamos distendidos con nuestros hijos, era un viaje de estudio, ja"

Para concluir, se refirió a un posible futuro trabajo en Secretaría Técnica: "Seguramente el próximo año voy a querer estar en algún lugar, tengo ganas. Cuando uno da los primeros pasos tiene que encontrar el lugar, saber dónde y cómo manejarse..."

Dejá tu comentario

[poll id="17"]