El entrenador de la Banda volvió a quedar en el ojo de la tormenta luego de haber quedado afuera de los 16avos de final de la Copa Argentina.

Martín Demichelis volvió a quedar en el ojo de la tormenta luego de la humillante derrota por penales de River ante Temperley por los 16avos de final de la Copa Argentina. Su equipo no encontró el funcionamiento, jugó mal y nuevamente quedó afuera en un mano a mano.  

A partir de ello, tras semejante papelón, el entrenador del Millonario se retiró en silencio del Estadio Malvinas Argentinas de Mendoza y le cedió la palabra a Milton Casco, el único representante de la Banda que dio la cara tras la fatídica noche de martes.

No obstante, esa no fue la única postura polémica que tomó el DT del Más Grande. Además de esquivar los micrófonos, Martín Demichelis le otorgó día libre al plantel de River, una vez llegado a Buenos Aires.

En este sentido, el plantel volverá a las prácticas el jueves, con la mente puesta en el encuentro de este sábado a las 15 frente a Argentinos Juniors en La Paternal, por la tercera fecha del torneo local. Más allá de estar puntero, será un compromiso para demostrar fortaleza después de una eliminación inesperada. 

Además, el Más Grande también se preparará para el choque ante Deportivo Táchira por la última jornada de la fase de grupos de la Copa Libertadores, en búsqueda de quedar com el mejor de los primeros, el próximo jueves 30 de mayo. 

Después de haber recibido una ovación en el Monumental en la antesala del choque con Belgrano, Demichelis parece haber retrocedido casilleros en la consideración de parte del hincha.

Bruno Ronconi

Bruno Ronconi

Más del autor

Dejá tu comentario