Es una de las grandes promesas del club, inclusive tuvo su debut en Primera, pero por un cuadro muy raro tendrá que dejar de jugar en lo que resta del 2022.

30 de agosto de 2021, fecha 9 del torneo de Primera División y con medio plantel menos River tuvo que ir a Junín para jugar ante Sarmiento. Con solo decir que Enzo Pérez y Bruno Zuculini fueron dos de los tres centrales del equipo, da a entender lo diezmado que estaba ese equipo debido a una fecha FIFA que le sacó a: Armani, Paulo Díaz, David Martinez, Robert Rojas, Julián Álvarez y seguramente me olvide de alguno. Ese día, ante toda adversidad, e incluso arrancar perdiendo, los de Gallardo ganaron 2 a 1 gracias a un gol de nuestro capitán en el último minuto.

Ya nos pusimos en contexto tenemos el día, el rival y hasta incluso el resultado. Uno de los detalles no menores es que el "Muñeco" mandó en el segundo tiempo a la cancha a un joven de sólo 18 años. En el entretiempo de aquella noche, Felipe Salomoni, en su primer convocatoria, hizo su debut profesional ingresando en lugar de Alex Vigo. Un lateral zurdo, con mucha llegada a línea de fondo, con mucha proyección y muy tenido en cuenta por el técnico de la Primera.

Este 2022 tan bueno fue el rendimiento de Felipe en la Reserva que dirige Jonathan La Rosa, que hasta los hinchas empezó a pedirlo ante la ausencia de Milton Casco y los rendimientos no tan buenos de Elías Gómez que sigue en un proceso de "adaptación". Lo cierto es que hace ya varios encuentros que La Rosa no puede contar con él, debido a una enfermedad muy extraña que lo obligará a tratarse y a estar lejos de las canchas al menos por lo que reste del año.

El nacido en Vicente López, hace 19 años, padece una trombosis en la vena subclavia, este tipo de lesiones también son conocidas como: "trombosis de esfuerzo", se trata de una compresión en la ya mencionada vena que se encuentra entre la primer costilla y la clavícula. Lo más curioso de esto es que el jugador puede entrenarse con normalidad, sin dolencia alguna, pero no puede tener siquiera roce con la zona afectada porque en ese caso se agravaría mucho más este cuadro.

Como muchos saben las trombosis no son fáciles de curar, llevan tiempo y por eso el juvenil deberá hacer un tratamiento por dos o tres meses aproximadamente para poder recuperarse definitivamente. Este caso es similar, por el tipo de lesión, no por la zona a lo que pasó con Nico De La Cruz que se perdió básicamente el último semestre de 2021 también por una trombosis.

Dejá tu comentario

[poll id="17"]