• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

El VAR le anuló un gol y un penal a River. Además no vio un terrible manotazo a Paulo Díaz dentro del área. Cualquier cosa.

La primer jugada y polémica de la noche llegó a los 6 minutos del complemento, cuando Montiel marcaba el 3-0 parcial de La Banda. El VAR chequeó la jugada y cobró offside de Borré en la jugada previa, tras un pase de Enzo Pérez. Por tal motivo avisó al árbitro, quien tras verlo lo anuló.

La segunda llegó en el penal sobre Matías Suárez. Ostojich lo cobró y luego lo mandaron a ver la jugada. Claramente dio marcha atrás.

La tercera fue sobre un posible penal a Rafael Santos Borré, quien fue embestido por el defensor Kuscevic, con muchas dudas y ante el reclamo de todos los jugadores del Millonario, nuevamente fue a chequear por la pantalla del VAR, y cobró posición adelantada del colombiano, previa a la falta. Muy fina.

A dos minutos del final, el arquero del Palmeiras le propinó un impactante golpe de puño a Paulo Díaz que, obviamente, no cobró.

Otro de los reclamos fue la demora que hubo en cada jugada previa, mientras el juez se comunicaba con la terna.