Si bien las formas siempre son importantes, sumar tres puntos era primordial de cara a seguir con posibilidades en el campeonato. De todos modos, River fue superior hasta la expulsión de Herrera.

La actitud no se negocia y River se volvió del bajo Flores con un triunfo fundamental para mantener viva la ilusión de salir campeones. Hay muchos puntos todavía en juego y este torneo irregular es también impredecible y aún no está todo dicho. Con más fuerza y ganas que fútbol, El Más Grande trabajó y peleó hasta la última pelota para ganar el 3er partido consecutivo al San Lorenzo.

El punto a favor del equipo en su visita al Nuevo Gasómetro, se podría decir, que junto con la victoria fue la efectividad que tantas veces le falta. Creó tres oportunidades de gol: Una de Solari cuando el partido se estaba armando el partido; el golazo de Mammana y la última un lindo pelotazo con rosca de Barco que se fue cerca, todo en el primer tiempo

En el segundo tiempo el trámite del partido se complicó cuando luego de una expulsión innecesaria por parte de Herrera, sumado a las necesidades del local, River debió resguardarse y esperar un contragolpe que le permitiera liquidar el encuentro. Ese segundo tanto nunca se pudo concretar y hasta la última jugada San Lorenzo tuvo oportunidad de igual en encuentro

Salvo ese tramo final del partido, River no sufrió el encuentro, fue protagonista y tuvo momentos de buena fluides con la pelota y asociasiones interensantes. Barco jugó un buen partido y Enzo Nicolás Pérez fue, junto con Mammana los puntos más altos del equipo. El presente muestra que recuperando la memoria futbolísitica River podría ilusionarse de cara a la finalización del torneo y tal cual lo dijo Gallardo "Mientras ganemos, oportunidades vamos a tener"

Dejá tu comentario

[poll id="17"]