El técnico de River sufrió un desgarro y no podrá hacer fútbol por tiempo indeterminado.

No es noticia que Gallardo se mantuvo en forma durante toda su etapa post-retiro. De hecho, en algunas pretemporadas se lo vio corriendo a la par del plantel y ejercitándose para continuar con su estilo sano de vida, que lo mantiene vigente. A la hora de entrenar a los arqueros en el tiro desde afuera del área, o en la competencia de tiros libres, siempre está anotado.

Sin embargo, una curiosa situación se vivió en el River Camp en los últimos días. Y es que cuando fue a patear, el Muñeco sintió el tirón y tuvo que hacerse a un lado. En otras palabras, se desgarró. Siempre fue un jugador perjudicado por las lesiones, las cuales no le permitieron llevar su carrera de manera óptima, pero esto no se había escuchado hasta ahora.

Con una sonrisa, el Muñe lo confirmó. Si tuviese 25 años, estaríamos hablando de que tendría que estar 21 días afuera. Hoy, desde otro lado y encabezando un grupo, solo deberá cuidarse un poco más y no trotar ni pegarle a la pelota para no renguear ni renegar.

Dejá tu comentario

[poll id="17"]