Luego de gestos provocativos, el hincha de River reaccionó y lamentablemente pagará las consecuencias de una respuesta inadecuada.

River y Boca disputaron un nuevo Superclásico correspondiente a la séptima fecha de la Copa de la Liga Profesional. Sebastián Villa -con la complicidad de González Pirez y Armani- estableció el único gol del encuentro a favor del Xeneize.

El partido fue muy caliente y estalló sobre el final: los jugadores del visitante, se fueron haciendo gestos y burlas a las tribunas del "Millonario". Cómo era de esperarse la respuesta fue inmediato hubo agresiones e insultos por parte de un grupo de hinchas que desde la tribuna más cercana los vestuarios visitantes les tiraron botellas a los jugadores de Boca. La violencia no se justifica, porque al final siempre quedará expuesto el hincha, pero ya es normal con estos tipos que buscan este tipo de acciones para después llorar públicamente o salir como las víctimas.

Sin embargo, el Club Atlético River Plate, no pasarán por alto el mal accionar de los hinchas, y a través de un comunicado tomará las siguientes medidas con aquellos fanáticos que tuvieron actitudes que no correspondían: se suspenderán por un año a los socios y miembros de Somos River que sean identificados como responsables de los incidentes que tuvieron lugar cuando los jugadores de Boca Juniors se retiraban del campo de juego.

Dejá tu comentario

[poll id="17"]