El partido de ida entre River y Atlético Paranaense tuvo sus complicaciones con muchas imprecisiones, y una reacción extraña y llamativa.

El volante Nicolas De la Cruz salió muy enojado luego del gol de su rival local y al pisar el banco de suplentes mostró todo su bronca cuando el Muñeco lo quiso saludar. En su lugar ingresó Carrascal a los 13 minutos del tiempo complementario.

El uruguayo volvió a jugar en River después de la doble fecha de Eliminatorias Sudamericanas en las que jugó ante Colombia y Brasil. Hoy ante el Paranaense comenzó jugando como volante izquierdo en la mitad de la cancha de la cual estuvo integrada por Santiago Sosa, Enzo Pérez y Nacho Fernández. El primer tiempo de Nicolas no fue un mal juego, al igual que lo restó hasta su retiro.

A los 12 minutos del segundo tiempo, Bissoli abrió el marcador y antes que el Millonario saque del medio, Marcelo decidió que Jorge Carrascal ingrese en su lugar, buscando mayor nitidez y claridad en la mitad de la cancha. Al darse cuenta de este cambio, el uruguayo se retiró con mucha bronca y cuando el Muñeco lo quiso saludar como hace siempre que se produce uno de estos cambios, Nicolas se resistió y fue ahí donde intervino Matías Biscay que lo quiso calmar y no pudo, entonces le mostró su descontento de una manera clara. Luego de esto, se pudo ver lo entendible de su enojo, un jugador que considera que con su calidad y buena precisión de juego, podría haber dado vuelta un encuentro así.

Dejá tu comentario

Votá en la encuesta de la semana

¿Quién creés que debe ocupar el puesto de Martínez Quarta?

  • Robert Rojas (63%)
  • Paulo Díaz (17%)
  • Leo Ponzio (11%)
  • Otro (9%)
Cargando ... Cargando ...

Te puede interesar:

Dejá tu comentario

¿Cuál pensas que es el objetivo de River este año?

Cargando ... Cargando ...