La visión del Muñeco no tiene horizontes, por lo que sus apuestas siempre terminan dando resultados positivos para el equipo y entregando experiencia para sus juveniles.

Si hay algo que destacar en la era Gallardo, son las apuestas de jugadores que hizo a lo largo de todos estos años. Sin ir más lejos como ha preparado a juveniles como Exequiel Palacios o Gonzalo Montiel, para que hoy tengan un alto rendimiento en el desarrollo de su juego. Esta vez Napoleón posó sus ojos sobre uno de los delanteros jóvenes con los que cuenta El Más Grande.

Julián Álvarez es el indicado, ya que con tán solo 20 años pisa la cancha como si fuera un futbolista experimentado de décadas. Cabe destacar, que el Muñeco lo puso a jugar con 18 años en la final de la Libertadores del 2018 en el Santiago Bernabeu, a partir de ese encuentro su camino en River se allanó y comenzó a ir en alza.

El cordobés cuenta con esa chispa que dejan una sensación cuando suman sus primeros minutos como profesionales. Un futbolista de clase, disciplina técnica y el apremio de enfrentar situaciones límite como si ya estuviera consolidado de hace años. Todo esto tiene mérito de su parte y también del técnico que le dio la oportunidad de destacarse en Núñez.

La impresión dice que le esperan años de brillo en La Banda, para luego pegar el salto al fútbol europeo (de hecho en varios mercados se especuló con su salida del club) y ser parte del combinado Nacional mayor tras haber transitado las selecciones juveniles. Sin ir más lejos, el pasado jueves demostró de lo que está hecha la cantera riverplatense, con un excelente partido desde el arranque, una asistencia y un grito de gol.

[adinserter name="Secciones_300x250_Mobile Content Footer"]

Votá en la encuesta de la semana

[poll id="3"]

Te puede interesar:

Dejá tu comentario

[poll id="17"]