Un nuevo futbolista del plantel de Gallardo fue autorizado para ser repatriado a su país, tras haberle sido rechazada la solicitud hace dos semanas.

Los jugadores están en su sitio de concentración, aislados de forma individual a la espera de los resultados de los exámenes y así descartar un contagio colectivo. Teniendo en cuenta todo lo anterior, seguirá con la mini pretemporada en la burbuja apenas sean autorizados por los médicos.

Los trabajos físicos son fundamentales para seguir la preparación competitiva, ya que la Copa Libertadores de América no da tregua y el San Pablo, con 13 partidos jugados, será el próximo rival.

Con respecto a las negociaciones no hay nada dicho: en los próximos días todo se irá aclarando. El equipo sí debe vender para mejorar su situación económica que claramente ha sido golpeada por la pandemia.

Faltan 17 días para el partido oficial y la hinchada quiere ver a su equipo en acción, pero todo dependerá del comportamiento del virus en la burbuja y fuera de ella, ya que el mínimo descuido puede ser fatal. En caso de que se presenten jugadores contagiados, serán descartados para el debut y para el compromiso en Perú frente a Binacional, cinco días después.

[adinserter name="Secciones_300x250_Mobile Content Footer"]

Votá en la encuesta de la semana

[poll id="3"]

Te puede interesar:

Dejá tu comentario

[poll id="17"]