El fútbol argentino extrema las medidas debido al COVID-19.

La decisión radica en la cantidad de casos positivos en los últimos días que se han identificado en varios clubes como Independiente, Sarmiento, Banfield, Racing, Gimnasia, entre otros. El mencionado conjunto de Junín no disputará el encuentro ante Newell´s este miércoles por Copa Argentina, por las bajas.

Acerca de dicha determinación, de volver a fase 1, Nicolás Russo, presidente de Lanús y vocal en AFA, afirmó: "Es imposible parar el campeonato, porque no hay fechas y venimos de un año muy duro en lo económico". Las precauciones que se tomarían serían parecidas a las que había el 10 de agosto, cuando volvieron los entrenamientos.

Además, el dirigente de la entidad granate justificó la continuidad de la competición y enfatizó: “se atravesó un año que desde lo económico golpeó a todos”. Asimismo, añadió: “Estamos en un momento muy difícil y todos tenemos que aportar. Por eso volvemos a tomar los recaudos que teníamos el 10 de agosto”.

Las disposiciones más destacadas hacen referencia a que los jugadores viajarán a los entrenamientos en sus autos particulares y no se bañarán en los predios. Es probable que vuelvan las prácticas en grupos separados y también se descartarían las concentraciones en el día previo al encuentro.

En relación a los allegados que acuden a la cancha se disminuirá la cantidad de personas autorizadas a ingresar a los estadios. “Nadie puede estar con un revolver atrás de cada club o dirigente”, aseveró Russo sobre el comportamiento de todos los que integran el mundo del fútbol.

Por último, dio a conocer datos sobre su club: "Nosotros teníamos 28 mil socios y hoy solo 9.500 pagan la cuota. Imagínate volver a parar todo esto. Es imposible", cerró.

Dejá tu comentario

Votá en la encuesta de la semana

¿Cuál te parece el refuerzo que más promete?

  • Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Te puede interesar: