El León volvió a Núñez para anunciar su partido de despedida y no obvió el caso de Cirigliano, con quien compartió plantel muchos años atrás.

Ponzio vino a Buenos Aires para anunciar que el 21 de septiembre será su partido de despedida en el Monumental. Allí, en medio de la conferencia, fue consultado por la situación de Cirigliano, ex compañero suyo y quién se vio envuelto en una confusa situación, en la que fue detenido y acusado de robo.

Yo dije que tenía un nivel de Selección, que iba a crecer mucho. Pero cuando estábamos acá él transitaba etapas difíciles", le respondió el León a RDLT. Para ese entonces, el volante de último paso por la Serie D de Italia presentaba un severo cuadro de depresión del cual nunca pudo reponerse.

El ídolo riverplatense formó dupla allá por el 2012 con el mediocampista, que en el mercado de pases del verano europeo de dicho año sonó en el Manchester City, United y Napoli. La proyección era espectacular y su nivel en el Millonario era destacable, pero su entorno familiar, las malas decisiones personales y el nulo acompañamiento del Club lo perjudicaron notoriamente.

"La familia es importantísima. Habría que volver atrás, ver lo que sucedió, la vida que tuvo, para saber en lo que desencadenó. No digo lástima, pero si lo vuelvo a ver quisiera escucharlo, acompañarlo", cerró Ponzio, que el próximo mes se despedirá de la gente en un duelo con sus amigos.

Dejá tu comentario

[poll id="17"]