El cordobés se encuentra entre River y la salud de su esposa, Magui Olave, quién este fin de semana sufrió una descompensación.

La cantante se desmayó en la vía pública, debieron reanimarla y hasta se hizo mención que estuvo muerta por algunos minutos. Afortunadamente la trasladaron de inmediato a una clínica, de hecho, la profesional de salud que la atendió dijo: “Nunca llegó a tomar consciencia”. Hoy, se encuentra internada y fuera de peligro.

Lógicamente, Matías Suárez estuvo inmerso en la situación y al pendiente pero no fue finalmente desafectado para enfrentar a Tigre el sábado, por lo que todo indicaría que el cordobés podría estar ante Defensa y Justicia por los octavos de final de Copa Argentina en Resistencia, Chaco.

El Oreja se perdió los últimos dos partidos por un cuadro gripal que lo afectó fuertemente y recientemente se reintegró al plantel. Si bien, lo que importa en estos momentos es que su compañera, la prima de Rodrigo y Ulises Bueno, se recupere en perfectas condiciones. Además, Magui debió reprogramas sus shows.

El comunicado de Magui Olave en sus redes:
“Nos sentimos en el deber de comunicarles que por motivos de salud, Magui se encuentra en observación a causa de una descompensación severa que le tocó vivir en el día de ayer (por el viernes), y por recomendación médica, nos vemos obligados a suspender los shows de este fin de semana. Gracias a todos por su apoyo y comprensión. ¡Nos volveremos a ver pronto!”.

Dejá tu comentario

[poll id="17"]