Tras más de una hora de retraso, el duelo entre el Millonario y Central Entrerriano por la Liga Federal debió ser reprogramado a partir de un inconveniente en la cancha.

Por los cuartos de final de la Liga Federal de Básquet, este miércoles por la noche el Más Grande debía recibir a Central Entrerriano en el nuevo Microestadio ubicado en el Mâs Monumental. Sin embargo, el duelo no llegó a disputarse por un llamativo motivo.

Cuando los equipos estaban preparándose para realizar la entrada en calor sobre el parquet, una gotera dilató el comienzo del partido. Lo más curioso fue que no se trató de una habitual fuga de agua, sino de aceite, proveniente del restaurant Banda, ubicado sobre el microestadio.

Empleados del club intentaron frenar la fuga durante un largo rato, pero no hubo caso. Tras más de una hora de demora, los árbitros y delegados optaron por suspender el trámite y la delegación entrerriana se volvió a su provincia sin haber podido disputar el encuentro.

A raíz de esto, la Liga Federal emitió un comunicado: "El encuentro entre River Plate y Central Entrerriano no pudo comenzar debido a filtraciones en el rectángulo de juego del Microestadio. El Tribunal de Disciplina analizará lo ocurrido e informará los pasos a seguir".

En Núñez la mayor preocupación pasa porque le den por perdido el partido. Si eso sucede, como la serie es al mejor de tres, quedará obligado a conseguir dos victorias como visitante para seguir en carrera por el ascenso a la Liga Argentina.

La situación provocó el enojo tanto de las personas que arribaron hasta la Ciudad de Buenos Aires desde Gualeguaychú para alentar a los suyos, como también de los propios simpatizantes de la Banda. Una parte de la barra, que estaba presente desde temprano en el estadio, le dedicó insultos a la dirigencia, en especial al presidente, Jorge Brito.

Picture of Bruno Ronconi

Bruno Ronconi

Más del autor

Dejá tu comentario