Las opciones que rodean el caso del uruguayo para poder negociar su renovación de una vez por todas.

Tres reuniones, todas con Matías Patanian y Enzo Francescoli cruzando el charco para encontrarle una salida a una situación en la que, la Comisión Directiva, eligió hacer una excepción estando a menos de seis meses de la finalización del contrato del jugador, no así fue con el caso de Rollheiser y Angileri.

Sobre la mesa, las opciones: un vínculo por tres años a partir del 1° de enero del 2023 hasta diciembre 2025 y la opción de comprarle otro porcentaje del pase al Liverpool de Montevideo, ya que el Millonario solo tiene el 30% de la ficha. La siguiente situación sería hasta diciembre del año próximo con una nueva promesa de venta en el siguiente mercado de verano en Europa.

Descartada a esta altura la posibilidad de que el uruguayo se vaya libre, no solo por su promesa y la de su agente. Es el futbolista más cotizado del mercado argentino, según el sitio especializado Transfermarkt, lidera ese ranking con un valor de mercado de 13 millones de euros, por encima de los 12 millones de Facundo Farías y los 10 millones de Esequiel Barco. Además de ser uno de los contratos más altos del plantel.

Es el único que contaba con una promesa de venta por parte de la dirigencia, claro, si en estos días aparecía una oferta convincente para ambas partes. El objetivo: la renovación. La esperanza está, la situación derivaría en la extensión del acuerdo. Por lo pronto, Nicolás jurará el 24 de agosto como ciudadano argentino, liberando así, un cupo de extranjero.

Dejá tu comentario

[poll id="17"]