Cambios en la ofensiva y un hueco que tapar en el mediocampo, son los dilemas de Gallardo. Mirá.

River se juega gran parte del semestre en Brandsen al 800, el domingo desde las 17. Para prenderse en el campeonato, es fundamental ganarles y así aprovechar el terrible envión anímico que nos podría generar. Por eso, pensando en el once que debería usar Gallardo, nos encontramos con posibilidades, dudas y cambios respecto al último partido jugado en el Monumental.

Ante Barracas, el Muñe decidió guardar a Enzo Pérez para que llegue descansado ante Boca. Armani, por su parte, estaba entre algodones tras salir reemplazado en el duelo con Defensa y Justicia por Copa Argentina y fue Centurión quien estuvo de arranque. En los laterales también hubo modificaciones: Casco fue a la derecha, donde rinde menos que en su posición natural, y Gómez a la izquierda, ya que Herrera tenía una molestia. Eso cambiaría y el Yacaré volvería a la titularidad, para que Milton pase al otro costado. Mammana y Díaz seguirían fijos.

Pensando en las variantes, teniendo en cuenta la suspensión de Zuculini y la fortaleza de aguante que deberá sostener el mediocampo, es posible creer que Quintero no iría desde el minuto cero, como lo venía haciendo. En su lugar, podrían ingresar Simón o Palavecino, que si bien cumplen funciones distintas, retoman a la zona defensiva con más facilidad. De La Cruz, siempre adentro.

Arriba, por último, queda la duda de si Solari está para los 90 o entra en su lugar Barco, para acompañar a Beltrán. Según Gallardo, el recién llegado de Colo-Colo viene mostrando mejoras en sus entrenamientos en cuanto a lo físico. Lo siguen evaluando.

Pasando en limpio, así iría el Millonario: Armani; Herrera, Mammana, Díaz, Casco; Simón/Palavecino, Pérez, Aliendro, De La Cruz; Solari/Barco y Beltrán. ¿Qué opinás?

Dejá tu comentario

[poll id="17"]