El Vikingo, como lo apodaron en Santa Fe, atraviesa un gran momento y analizamos las características que lo hacen un delantero ideal para Gallardo.

Solamente ocho partidos le bastaron a Lucas Beltrán demostrar porque Gallardo insistió tanto para que el delantero vuelva a River, justo en el momento donde había que reemplazar ni más ni menos que a Julián Álvarez. Muchos creían que venía como una alternativa del nueve de jerarquía, que aún no había llegado, hoy ya cuentan con Miguel Borja pero no sería descabellado en pensar en los dos como titulares.

Haciendo un recuento, el "Vikingo" reúne muchas de las cualidades que Gallardo pide en un delantero, que ya las habíamos podido observar con otros atacantes de este ciclo y que las iremos enumerando una por una.

1- La presión constante a los defensores: Si hay algo que demostró Beltrán hasta el momento, es justamente sacrificio, no dar ninguna pelota por pérdida, y hasta si tiene que ir a chocar ante centrales de mejor porte físico también lo hace. En pocas palabras, este futbolista se ha convertido en el "primer defensor" del que tanto habló Gallardo en estos ocho años.

2- Es un delantero técnico: Más allá del sacrificio, la lucha, la garra y todo lo que hoy representa el delantero cordobés, también hay que reconocerlo, es muy bueno cuando tiene el balón. Muy certero a la hora de dar un pase, no regala contraataques a los rivales, y está muy bien predispuesto, y capacitado, para una posible combinación entre toques con sus compañeros.

3- Sentido de la ubicación para la terminación de una jugada: Más allá de lo que mencionamos, el cordobés ha demostrado que a pesar de destacarse por el sacrificio, la presión, la lucha y su técnica. Hay que reconocerle que está donde debe estar el 9 de un equipo, con Velez y Aldosivi, siguiendo bien de cerca la jugada y posicionándose para recibir las asistencias de Santiago Simón y Borja, respectivamente. Pero con Gimnasia también a la expectativa del rebote, el busca el balón y en menos de dos segundos sacó un remate letal que valieron tres puntos.

Sin dudas reuniendo todas estas capacidades, es imposible no compararlo con Rafael Santos Borré que literalmente hacia el mismo trabajo. Primero estaba apto para el trabajo sucio, si había que "fajarse" lo hacía, después con los pies era técnicamente hablando, bueno, muy predispuesto al juego asociado y ni hablar de su sentido de ubicación para marcar goles. Si bien hay otros tantos, como el mismo Álvarez o más atrás Lucas Pratto, que también han sido parte importante en distintos momentos, realizando tareas similares.

De seguir en este nivel y demostrando cosas como estas, será muy dificil imaginar un once titular sin Beltrán ya que esto que mostró en los últimos compromisos es lo que Gallardo pide de un delantero, hasta el momento cumplió y si sigue por este camino vamos a estar hablando de otro de los grandes valores de un equipo que se reinventa constantemente.

Dejá tu comentario

[poll id="17"]