El Millonario no ha tenido su mejor año, le ha costado encontrar la regularidad y esto se debe a algunas cuestiones muy particulares.

Que el equipo no tuvo un buen año no es ninguna novedad, quizás alguno se enoje ante la crítica o la exigencia que uno tiene con este equipo; pero la realidad es que un DT como Marcelo Gallardo nos inculcó eso de "siempre ir por más" mientras que nuestro ADN histórico es el del paladar negro, la triple G, y ser el famoso River que se cantaba en las tribunas años atrás.

A continuación iremos repasando, las tres cuestiones, por las cuales el 2022 del "Millonario" fue irregular, perdiendo encuentros insólitos y ganando otros partidos hasta más difíciles. Si hay algo que define la actualidad del equipo es la palabra IRREGULAR, pero todo tiene una razón de ser.

1- Nunca se encontró una solidez defensiva: Por bajos rendimientos, lesiones o cambios tácticos; Gallardo llegó a probar con 15 defensas distintas, lo cual es un número altísimo para un equipo que quiere ser protagonista. El año pasado Paulo Díaz y David Martínez, salían de memoria, incluso ellos fueron suplentes este semestre. Ni hablar del drama del lateral derecho post lesión de Robert Rojas, primero se apostó por Andrés Herrera, luego con Emanuel Mammana y ahora terminó siendo el dueño de esa zona Milton Casco, esto obligó a Elías Gómez a saltar a la cancha, con rendimientos que van desmejorando a cada partido. Si un equipo quiere ser protagonista no puede tener tantas dudas en un lugar tan importante como el fondo.

2- Incorporaciones que salen rápidamente a la cancha: El mismísimo Gallardo afirmó que todos los refuerzos que llegan, tienen que tener un tiempo de adaptación. A diferencia de años anteriores que llegaban una o dos piezas nuevas, ni siquiera para ser titulares, esta vez han llegado nuevos jugadores que son tirados a la cancha por la necesidad de resultados. De todos los que llegaron en enero, y en el mercado invernal, solamente Mammana parece tener un lugar asegurado. El resto aún siendo muy observados aunque hay muchas expectativas por los últimos que llegaron: Rodrigo Aliendro, Pablo Solari Miguel Borja e incluso Lucas Beltrán.

3- No hay individualidades que lo salven: Inconscientemente el equipo se hizo muy dependiente de los valores individuales por sobre el juego colectivo que tantas veces se destacó. En el primer semestre Julián Álvarez y Enzo Fernández, han salvado muchos puntos, hoy con ambos en Europa, el "Millonario" perdió no solo dos jugadores; también se quedó sin ese plus que de un minuto a otro definían un encuentro.

Hasta ahí el pequeño análisis de algunos de los motivos que están llevando a qué River haya dejado de ser ese equipo confiable; y sea uno que está perdido en sus propios problemas. Esto seguro mejorará, con Gallardo en el banco, con un plantel que está bien conformado, todo parece indicar que esto es algo temporal; pero mientras tanto está bueno marcar donde está el error.

Dejá tu comentario

[poll id="17"]