Uno de los futbolistas Millonarios debió retirarse del entrenamiento con una molestia en la cadera. El reposo decidirá si podrá ser parte del partido frente a Boca o no.

El sábado arrancó con dolor de cabeza para el Muñeco, a pesar de que todos los testeos del plantel dieran negativos, la preocupación viene por el lado de Paulo Díaz, quien se tuvo que retirar del entrenamiento y encendió las alarmas de cara al duelo contra Boca por la Copa Diego Maradona y las semifinales de la Libertadores.

Desde River, comunicaron a través de un parte médico, que el defensor acusaba un dolor en la cadera que hoy se hizo más agudo y se comprobó que arrastra una sinovitis en el sector derecho (se trata de líquido acumulado que produce una inflamación). Cabe destacar que la recuperación para esta dolencia solo se alivia con reposo por tiempo indeterminado hasta que los síntomas se alejen.

De todos modos, el chileno no iba a ser parte de la convocatoria para el partido contra Arsenal debido a su expulsión en la jornada pasada. Lo bueno de la situación es que tendrá una semana entera para seguir la evolución de la lesión y comprobar si va a estar apto para el superclásico como también para ser incluido en la lista para la serie de Semis frente a Palmeiras.

[adinserter name="Secciones_300x250_Mobile Content Footer"]

Dejá tu comentario

Votá en la encuesta de la semana

[poll id="4"]

Te puede interesar:

Dejá tu comentario

[poll id="17"]