Marcelo Gallardo, esta tarde en conferencia de prensa se refirió a su deseo de obtener el máximo trofeo a nivel de clubes.

Siendo el técnico más ganador de la historia de la institución, suena irrisorio hablar de trofeos que le faltan ganar. Pero lo cierto es que, en el día de ayer, se cumplió un aniversario más de la obtención de la Copa Intercontinental de 1986. Y, aunque parezca mentira, no son pocas las personas que aseguran que el Muñeco necesitaría este trofeo para coronar su mandato.

Gallardo cosechó dos Libertadores como técnico, pero en ambas ocasiones, por distintos motivos, a sus equipos no se los vio cerca de alcanzar la meta mundial. En su primer intento, allá por diciembre de 2015, chocó contra uno de los mejores equipos de la historia: el Barcelona de la MSN (Messi, Suárez y Neymar). River perdió 3 a 0 y, pese a un primer tiempo correcto, lejana estuvo la chance de darle verdadera pelea al conjunto culé.

En una segunda instancia, tras haber obtenido el logro más importante de la historia del club, tuvo que enfrentar al Al Ain, con quien cayó por penales después de un 2 a 2. El equipo pareció aún tener resaca de tantos festejos y estrés acumulado.

Pero, no habla de conformismo la personalidad de Marcelo, y prueba de ello fue la contundente respuesta que sentenció en conferencia: "Tengo la tranquilidad de que en la gestión tuvimos dos posibilidades y, más allá de lograrlo o no, tiene mucho mérito. Se le da más al que gana y queda en la historia, pero bueno, los deseos están cada año. Hay que seguir insistiendo, llega uno solo".

Evidentemente, el sueño está, pero para poder lograrlo, deberá ir "paso a paso". Tarda en llegar y al final, ¿habrá recompensa?

Por José Antonio Godoy

[adinserter name="Secciones_300x250_Mobile Content Footer"]

Dejá tu comentario

Votá en la encuesta de la semana

[poll id="4"]

Te puede interesar:

Dejá tu comentario

[poll id="17"]