Desde su llegada a River, Franco Armani no para de cosechar títulos. No conforme con esto, va en busca del record del gran Pato Fillol.

No por nada se dice que el arco de River es el más grande del mundo. Por él pasaron grandes nombres, desde Amadeo Carrizo, a Ubaldo Fillol, Nery Pumpido, Germán Burgos o Ángel Comizzo, hasta los más contemporáneos, Marcelo Barovero y quien defiende los tres palos en la actualidad. Linda discusión entre los hinchas Millonarios es elegir al mejor de la historia entre tantos.

Sin embargo, quién tiene el récord de mayor cantidad de partidos jugados en Copa Libertadores es el Pato, con 44 presencias. A tan solo diez encuentros de un fiel rompemarcas como el Pulpo, que ya supo batir su valla invicta y los increíbles ´965 del gran Amadeo. Además, cuenta con el promedio más bajo de goles recibidos en la historia del club, con 0,64 por partido.

El mismo arquero campeón del Mundo en el ´78 es quien se encarga en cada nota de llenar de elogios a Franco, analizando sus virtudes, dando claros argumentos de por qué el alto rendimiento del nacido en Casilda, inclusive hasta en más de una oportunidad lo ha mencionado como uno de sus herederos. Sin dudas, dos porteros que marcaron una época y que son parte de la historia grande no solo de River, sino también de nuestro fútbol argentino.

Por delante, el Millonario tiene la vuelta frente a Nacional, que de no mediar inconvenientes, Armani descontaría otro encuentro al Pato. De clasificar, se aseguraría dos más y podría llegar a tener un tercer partido en la final. Por lo que para el cierre de esta edición quedaría a seis de alcanzar a Fillol. Y si continúa en Núñez, el año que viene ya podría alcanzarlo en la fase de grupos, a la que La Banda ya accedió.

Por José Antonio Godoy

[adinserter name="Secciones_300x250_Mobile Content Footer"]

Dejá tu comentario

Votá en la encuesta de la semana

[poll id="4"]

Te puede interesar:

Dejá tu comentario

[poll id="17"]