En el análisis de la clasificación a cuartos, el Muñeco destacó el trabajo de sus dirigidos durante los 180 minutos, pero también hizo énfasis en la deficiencia respecto a uno de los puntos débiles que tiene la última línea.

La serie de octavos frente a Atlético Paranaense por Copa Libertadores, resultó ser una parada exigente de 180 minutos, en la que a pesar de la superioridad de River dentro de la cancha, hay un detalle que no es menor y el Muñeco no lo dejó escapar durante la conferencia, tras la victoria de anoche en el Libertadores de América para conseguir el pase a cuartos de final de la competición continental.

“No era un partido fácil, en el ambiente se veía que éramos favoritos por el resultado conseguido en Brasil. Fuimos justos ganadores de la serie. Ellos trataron de jugar el partido largo. No pudimos hacer el gol rápido para que ellos se abrieran, lo hicimos al final. La idea era que Paranaense no hiciera el partido que se jugó porque no fuimos efectivos" declaró Napoleón post partido.

Sobre la falta de eficacia que tuvo su plantel anoche, destacó el trabajo realizado por los futbolistas pero resaltó también la actuación del arquero rival: “Hicimos méritos suficientes para pasar a cuartos, faltó eficacia pero siempre tuvimos el control de toda la serie. Eso no se da todo el tiempo. Faltó eficacia y contundencia para concretar todo lo bueno que hace el equipo. A veces hay eficacia, otras veces falta y otras veces no hay que restarle méritos al arquero rival que ataja. Esto es fútbol, por eso nos atrapa tanto", concluyó.

[adinserter name="Secciones_300x250_Mobile Content Footer"]

Dejá tu comentario

Votá en la encuesta de la semana

[poll id="4"]

Te puede interesar:

Dejá tu comentario

[poll id="17"]