Tras vencer a Atlético Tucumán, el Millonario se clasificó a octavos de final de la Copa Argentina con dos goles de una de las promesas del semillero de Núñez.

River volvió a contar con precisión en las llegadas y convirtió rápidamente frente a Atlético Tucumán, en el Estadio Único de La Plata por los 16avos de final de la Copa Argentina. Es que, con una delantera conformada por un tridente de juveniles, el Millonario salió al campo de juego decidido a quedarse con el pase a octavos y un contundente retorno al gol.

A los once minutos del primer tiempo, Federico Girotti abrió el marcador a favor del Más Grande tras un gran centro de Fabrizio Angileri. El pibe, que venía pidiendo rodaje, aprovechó su oportunidad y no perdonó al rival. “Juega los minutos que considero tiene que que jugar, se está adaptando”, aseguraba Marcelo Gallardo hace algunos días; sin dudas, así es.

Del mismo modo, a los 21´del PT el joven de 21 años nacido en Acassuso, reapareció para marcar el segundo y último tanto del encuentro para el Millo. Lo que le permitió alcanzar su quinto gol en 21 partidos oficiales con River, un registro aproximado de 0,90 goles cada 90 minutos; es decir, casi un tanto por partido. La promesa del semillero, sigue sumando e ilusionando al hincha de cara a un futuro que ya llegó.

Dejá tu comentario

Votá en la encuesta de la semana

¿Cuál te parece el refuerzo que más promete?

  • Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Te puede interesar: