Marcelo Gallardo no tiene gratos recuerdos de su época de jugador frente al equipo brasileño. Se asoma un nuevo pagaré para el técnico Millonario.

Transcurría el año 1999 cuando River había logrado clasificarse a una semifinal de Copa Libertadores. El Muñeco era una de sus principales figuras, razón por la cual grandes equipos europeos habían posado sus ojos en él. Lo cierto es que el 10 estaba próximo a emigrar al Mónaco, pero antes quería ser campeón de América. Para ello, debería derrotar al Verdao.

Por aquellos tiempos, cada cruce del Millonario frente a conjuntos brasileños representaba un verdadero padecimiento. Generalmente, en sus visitas a ese país, el equipo argentino la pasaba mal y retornaba a sus tierras con unos cuantos goles recibidos. Así era de esperar que la semifinal del 99 no fuera la excepción.

En el partido de ida, River se impuso por 1 a 0. Marcelo Gallardo, con tan sólo 23 años, fue titular y completó los 90 minutos. Pero distinta fue la suerte en San Pablo para el conjunto dirigido por Ramón Díaz: cayó derrotado por 3 a 0. A los pocos días, el Muñeco emigró a Francia.

Hoy en día, la actualidad riverplatense es muy diferente en torneos internacionales a partir de una fuerte mística ganadora que le aportó Gallardo. 21 años después, ¿Napoleón tomará revancha?

[adinserter name="Secciones_300x250_Mobile Content Footer"]

Dejá tu comentario

Votá en la encuesta de la semana

[poll id="4"]

Te puede interesar:

Dejá tu comentario

[poll id="17"]